domingo, 5 de mayo de 2013

Tortilla de patatas con chalotas y foie


¡Hola a tod@s!

¡Feliz día de la madre! Y que receta es más de madre que la tortilla de patatas. Pero esta vez, vamos a darle un toque especial a la tortilla con unas chalotas y un poco de foie fresco. ¡Vámonos!


INGREDIENTES

5 patatas
5 chalotas
Foie fresco
4 huevos
4 dientes de ajo
Aceite de girasol
Aceite oliva
Sal

Se dice que dos personas con los mismos ingredientes hacen dos tortillas distintas, a nadie le sale igual que a otro. La cantidad de patatas dependerá lógicamente del tamaño de éstas, así que no os volváis locos con la receta: como os digo siempre, echadle lo que os pida.

Lo primerito de todo es pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en láminas, y seguidamente las dejaremos sumergidas en agua para que no se oxiden, y también para que pierdan todo el almidón.


En una sartén grande, pondremos a calentar abundante aceite de girasol (podéis hacerlo con aceite de oliva también). Pelamos los dientes de ajo y los introducimos en el aceite bien caliente, para que se vayan dorando. Por otro lado, sacaremos las patatas del agua y las escurriremos bien (deben quedar lo más secas posibles).


Añadimos sal a las patatas y las freímos en el aceite caliente durante un buen rato, hasta que se doren y empiecen a deshacerse.


Ahora pelaremos las chalotas, las lavaremos y las cortaremos en rodajas finas (en juliana para los finos). En una sartén más pequeña, calentamos un chorrito de aceite de oliva y pochamos las chalotas con pizca de sal hasta que se transparenten.


Cuando esté cocinada la chalota, agregamos un trozo de foie fresco (no os paséis con la porción o el sabor será demasiado fuerte) y lo deshacemos bien en la sartén. Cocinamos unos minutos, retiramos del fuego y escurrimos muuuuy bien el aceite.

Batimos los huevos, agregamos un pizca de sal, las patatas y la chalota con foie, todo muy bien escurrido de aceite (ésto es muy importante para que la tortilla no quede aceitosa). Mezclamos bien.


Ponemos una sartén de tamaño mediano "pintada" de aceite de oliva a fuego medio, y cuando esté caliente echamos la mezcla. Cocinamos durante 2 o 3 minutos. Es importante que la sartén que usemos esté en buen estado, sin arañazos ni nada, para que al darle la vuelta no se quede pegada.

Ahora llega la hora de la verdad, cuando puedes joder todo lo que has hecho en 3 segundos. Para darle la vuelta a la tortilla, usa un plato que entre dentro de la sartén. Ponlo boca abajo encima de la tortilla, sujeta fuerte y da la vuelta a la sartén junto con el plato. Desliza el plato ahora hacia un lado dejando la tortilla en la sartén y cocina por ese lado otros 3 minutos. Así explicado suena un poco raro, pero seguro que todos recordamos a nuestra madre volteando la tortilla. Igual alguno os animáis y la volteáis tirándola al aire...


Y ya tenemos nuestra tortilla gourmet. A mí me gusta quemadita por fuera pero crudita por dentro, pero eso ya va en gustos. Al igual que yo he usado foie y chalotas, podéis variar los ingredientes y crear vuestra tortilla personalizada: queso, chorizo, jamón, pimiento, cebolla caramelizada...


Quiero saludar a todos los lectores y seguidores de comescosasqueharianvomitaraunacabra.blogspot.com , pero hoy sobre todo, a todas las madres del mundo, que trabajan las 24 horas del día, sin sueldo, muchas veces sin reconocimiento, y que sin embargo hacen las mejores y más grandes recetas culinarias a diario. Va por vosotras.

3 comentarios:

  1. tendremos que probar esa tortilla,tiene muy buena pinta,muchas gracias por acordarte de las madres, muchos besos

    ResponderEliminar
  2. Madremia !! Tortillita rica rica, bueno pues nada, tendre que probar esta tortilla :D Menudo chef que tengo como tio.
    Un besito enorme y aver que la parece a Clarita cuando pruebe la comida de su papi.

    ResponderEliminar