sábado, 8 de marzo de 2014

Hamburguesa de presa ibérica, cebolla confitada y queso de cabra


¡Hola a tod@s!

Siento la espera entre unas recetas y otras, esta vez me ha tenido liado la expansión del blog a Facebook (gracias a mi mujer, la verdadera experta en tendencias y redes sociales). ¡Sí, amigos! ¡Comescosas 2.0!


¡Qué mejor que levantarse un domingo con una receta nueva para prepararle a la familia, al novi@ o a uno mismo! Hoy os propongo una hamburguesa super rica y jugosa, ¡veréis que fácil!

INGREDIENTES

1 presa ibérica
3 cebollas
1 chalota
Queso de cabra
Hojas de espinaca
Pan de hamburguesas
Mantequilla
Pan rayado
Pedro Ximénez
Ajos
Aceite oliva
Pimienta
Tomillo
Sal

 

Lo primero que vamos a preparar es la cebolla confitada. Para ello, la cortaremos en juliana fina y la confitaremos en aceite a fuego bajo durante mucho tiempo.


Únicamente la añadiremos una pizca de sal, pero nada de azúcar. Dejaremos que el propio azúcar de las cebollas las caramelice.


Trascurrido un buen rato, la cebolla estará muy tierna y un poco dulce. Reservamos.


Preparamos en el vaso de la picadora la presa troceada, la chalota, un diente de ajo, pizca de sal y pimienta.


Trituramos bien hasta obtener una mezcla más o menos homogénea. Añadimos una cucharada sopera de pan rayado, un chorrito de Pedro Ximénez (como un vaso de chupito) y tomillo.


Amasamos la mezcla con las manos, tapamos y dejamos reposar en la nevera. Lo idóneo sería dejarlo una noche entera, aunque si no tenemos tiempo, con dejarlo un rato es suficiente.


Pasado el tiempo, hacemos pequeñas pelotas con la carne, apretando y amasándolas con las manos, de manera que queden lo más compactas posibles.


Las aplastamos ligeramente para obtener la forma de la hamburguesa. Las vamos a freir en aceite no muy fuerte, durante unos 3 minutos por cada lado.


Es importante que no las aplastemos ni las movamos mucho, para que no suelten sus juegos ni se queden secas.


Finalmente, las dejamos reposar sobre papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite (odio cuando el pan de abajo de empapa... Arj...!).


Untamos los panes de hamburguesa con un poco de mantequilla, y los tostamos ligeramente en la sartén.


Ya solo nos queda montar nuestra hamburguesa. Vamos a poner de base las hojas de espinaca, y encima la hamburguesa.


Por encima vamos a colocar la cebolla y un poco de queso de cabra recién rayado (podemos ayudarnos con un palillo).


Y se acabó, lista para hincarla el diente.


Saludos a todos los seguidores del blog, os prometo no tardar tanto en subir la próxima receta y os animo a que me sigáis aquí y en la cuenta de facebook.


¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. Que pintaza!!! Que ganas de hincarle el diente!!!!!

    ResponderEliminar