sábado, 31 de mayo de 2014

Bacalao con miel y almendras


¡Hola a tod@s!

No sé si os habré comentado alguna vez mi debilidad por el bacalao, es mi pescado preferido, igual por eso me gusta tanto Portugal... El caso es que hoy os traigo una receta que no es del todo mía, sino que le cogí la idea a los hermanos Torres, del programa Cocinados. La verdad es que no los conocía, y ahora me gustan bastante... Muy sencilla, un pisto de calabaza, el bacalao en tempura y unas almendritas con miel. ¡Chupao!


INGREDIENTES

1 lomo de bacalao fresco
1 trozo de calabaza
1 cebolla
2 pimientos verdes
1 pimiento rojo
2 tomates maduros
4 dientes de ajo
Miel
Harina de tempura (si no tenéis, harina normal)
Vichy Catalán (o cualquier agua con gas)
Almendras
Tomillo fresco
Aceite de oliva
Pimienta
Sal

Vamos a preparar esta receta muy rica y divertida, sobre todo para los menos amantes del pescado, los peques...



Lo primero es cortar todas las verduras a daditos pequeños y del mismo tamaño, como en la foto. Todas las verduras estarán lavadas, peladas y en el caso de los tomates, les quitaremos también las gelatina interna y las pepitas, antes de trocearlo.

Ahora freiremos nuestro pisto a fuego suave, incorporando una pizca de sal con cada ingrediente nuevo, y por este orden: primero el ajito.


Luego la cebolla.


Cuando empiece a tomar color, el pimiento verde.


Ahora el pimiento rojo y la calabaza.


Y finalmente, el tomate.


Rehogamos todo bien, añadimos tomillo fresco y una cucharada sopera de miel.


Cocinamos a fuego lento hasta obtener un pisto riquísimo. Reservamos.


Ahora vamos con el bacalao y la tempura. Mezclamos mitad de harina, mitad de Vichy Catalán y un par de cucharadas de miel.


Mezclamos bien con las varillas, hemos de conseguir una mezcla espesa, que cubra bien todo el pescado. El bacalao lo sumergimos previamente en agua con sal, imitando al agua de mar, que nos servirá para salarlo.


Una vez rebozado en la tempura, freiremos en aceite muy caliente, durante dos o tres minutos, hasta que quede crujiente y dorado (lo siento por la foto, no tenía manos para hacerla mejor). Una vez frito lo pondremos sobre papel absorbente para el exceso de aceite.


Por último, vamos a tostar las almendras troceadas en una sartén, a fuego medio y sin nada de aceite. Las removeremos continuamente para que no se quemen.


Una vez doraditas, retiramos del fuego y añadimos una cucharada de miel.


Ya tenemos listas las almendras. Ahora sólo nos queda montar el plato.


Yo me he ayudado de un molde para poner el pisto de base.


Y hasta aquí la receta. Espero que os guste, que la preparéis y me contéis que tal os ha ido.


Tengo pendiente una receta de bacalao con nata que me pidió una seguidora portuguesa, no se me olvida, prometo subirla pronto.


Tengo también que mandar saludos también a Rafa, el tio con más estilo que conozco, cumpleañero reciente y ganador de esta mención por mérito propio. ¡Saludos crack!


Y por supuesto, a mi pequeño ángel, apunto de cumplir el añito, mi más fiel seguidora y mi alegría de cada día. ¡Si es que es para comérsela!

¡Hasta la próxima!

1 comentario:

  1. tiene buena pinta, debe estar delicioso , lo probaremos

    ResponderEliminar